Pastoral

Santo_San_Juan_ApostolPlan Pastoral

Folleto_de_Cuaresma_2017.PDF
Con la elaboración del Plan de Pastoral, respondemos no sólo a una exigencia de la Superintendencia de Escuelas Católicas, Diócesis de Caguas sino también a uno de los objetivos del plan estratégico del Colegio San Juan Apóstol y Evangelista; que contempla una evaluación formativa y sumativa (durante todo el proceso).
Desde el umbral de este nuevo milenio la pastoral comunitaria confronta un alto nivel de indiferencia e individualismo marcado por el postmodernismo y el hedonismo. Por este motivo, se han de integrar al proceso educativo todos los componentes que conforman nuestra comunidad escolar (estudiantes, padres y madres, encargados, personal administrativo, docente y no docente); para ofrecer cada día un mayor servicio pastoral y espiritual como parte de la formación integral de nuestros estudiantes.
Constituye una responsabilidad estricta como institución educativa católica, poner de relieve la dimensión ética y religiosa de la cultura, precisamente con el fin de activar el dinamismo espiritual de nuestros estudiantes y ayudarles a alcanzar la libertad ética que presupone y perfecciona a la psicológica. Pero, no se da una libertad ética sino en la confrontación con los valores absolutos de los cuales depende el sentido y el valor de la vida del hombre.
El No. 8, de la Declaración sobre la Educación Cristiana de la Juventud del Concilio Vaticano II, refiriéndose a la escuela católica, señala: “Esta persigue fines culturales y la formación humana de la juventud. Su nota distintiva es crear un ambiente de la comunidad escolar animado por el espíritu evangélico de la libertad y de la caridad”. Nosotros, haciendo eco del Evangelio “vayan y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos” (Cf. Mt 28,19); e intentando arraigarlo en la vida de nuestra comunidad educativa, procuramos desarrollar una comprensión de estos valores en nuestro currículo escolar.
La educación humaniza y personaliza al ser humano cuando logra que éste desarrolle plenamente su pensamiento y su libertad, haciéndolo fructificar a través de iniciativas de comunión y participación con la totalidad del orden real. De esta manera, el ser humano humaniza al mundo, produce cultura, transforma la sociedad y construye la historia.
Es necesario un encuentro personal y comunitario con Dios desde nuestra realidad para lograr una catolicidad genuina desde las exigencias evangélicas para que responda a nuestra comunidad parroquial y diocesana.
Descargar Plan Pastoral
Este plan consta de (4) partes:

  1. Desarrollo de una sana espiritualidad a través de la oración, de tal manera que facilite el encuentro personal y comunitario con Dios.
  2. Formación y capacitación del personal.
  3. Desarrollo de una Pastoral Juvenil.
  4. Establecimiento de una Escuela para padres.

Con la finalidad de que sirva de apoyo y guía para responder a nuestra comunidad en los aspectos espirituales y axiológicos; sobre todo, los valores cristianos.
Justificación

Consideramos que aun en los Colegios Católicos existen familias que frente a las situaciones que confrontan sus hijos e hijas, no tienen la experiencia y los conocimientos hábiles para atender adecuadamente, las necesidades espirituales de sus hijos. Estos precisan una ayuda para reorientar la forma en que educan a sus hijos. “La familia es la primera responsable de la educación. Toda tarea educadora debe capacitarla a fin de permitirle ejercer esa misión” (Puebla 1036).
Actualmente nuestra comunidad educativa está constituida por grupos heterogéneos, debido a la edad, nivel de formación, y madurez humana o espiritual. Por tanto, esto exige un compromiso pastoral que este dirigido a enriquecer esa diversidad.
El desafío que confronta la docencia católica en nuestra sociedad, la cual muchas veces no valora su desempeño y la importancia que tiene formación espiritual de los estudiantes en el desarrollo tanto académico como axiológico; afectando, de este modo, las relaciones entre los componentes de la comunidad escolar.
Haciendo referencia del No. 3 del Concilio Vaticano II, en la Declaración sobre la Educación Cristiana de la Juventud, consideramos que los padres tienen la responsabilidad de educar a sus hijos, por lo que es necesario reconocerle como los primeros y principales educadores. El deber de la educación, compete en primer lugar a la familia y requiere la colaboración de toda la sociedad.
Ante esta situación actual el Colegio San Juan Apóstol y Evangelista puede ser un instrumento eficaz que procure el desarrollo integral de los estudiantes mediante una educación de Excelencia y Genuina Catolicidad; y pueda crear un ambiente de comunidad; donde se desarrollen los valores de fe y los valores humanos y cristianos en su máxima expresión.
De ahí, la importancia de este proyecto pastoral que nos permite impulsar y producir resultados confiables en la formación espiritual de nuestra comunidad escolar.

Visit Us On Facebook